Utilizamos cookies para ofrecer a nuestros usuarios una experiencia cómoda y segura de navegación. Al utilizar nuestra página web aceptas el uso de cookies - Más información - Aceptar.
15 NOV 12

234 Maneras diferentes de usar un CLIP

234 Maneras diferentes de usar un CLIP

A lo largo de los últimos 10 años han sido múltiples los talleres que he dirigido para activar el pensamiento creativo, generar ideas y desarrollar procesos de innovación. Hay una práctica que he usado de modo recurrente, y que no ha dejado de sorprenderme por sus resultados. La práctica es tan sencilla, como pedirles a los participantes, que me indiquen las diferentes formas y maneras, en que han usado un simple CLIP y que no fuera, para su utilidad normal de sujetar o unir papeles. Permanentemente he ido tomando nota de todas aquellas formas curiosas y a veces no tanto, de utilización de un CLIP. Hay usos simples y sencillos que a cualquiera de nosotros se nos habrán ocurrido alguna vez, pero también hay usos complejos y sofisticados, que demuestran una gran imaginación y capacidad creativa del que los que lo han aplicado. He recogido hasta 234 maneras diferentes de usar un CLIP y mi interés por el asunto ha sido tal, que hasta las he segmentado dependiendo de las diversas utilidades.

SIEMPRE SE PUEDEN ENCONTRAR NUEVOS USOS CON IMAGINACIÓN Y CREATIVIDAD

Desde las innumerables soluciones en el mundo de la informática y la tecnología (herramienta para resetear, recogedor de cables, descargador de componentes del ordenador,… ), hasta su utilización para solucionar problemas domésticos (ganzúa para abrir puertas y cerraduras, arreglar una cortina descolgada o una cisterna del wc), pasando por el entorno de la vestimenta (arreglar cremalleras, sustituto de un imperdible, utilísimo para coger un bajo de un pantalón, etc). También se puede utilizar para la higiene corporal: como palito limpia oídos, ó como mondadientes en la limpieza bucal (esto último, procure no hacerlo a continuación de la higiene del oído en cuestión). Sin olvidar otras posibles utilizaciones tales como juguete para niños (se puede convertir en un simpático saltamontes para echar carreras), e incluso como arma mortal (inmovilizando a una persona, se la puede pinchar la carótida con un CLIP repetidas veces, hasta que muera desangrada…o al menos, eso me dijo una vez un médico) y tantas, y tantas utilidades más. Como verán, las posibilidades que existen de utilización de un CLIP, son casi infinitas. Ahora bien, la gran pregunta es qué ha motivado a todas esas personas, que aparentemente muchas de ellas se consideran que no son creativas, a utilizar este artilugio, para una función que no es la suya.

¿QUE MOTIVA A PERSONAS APARENTEMENTE NO CREATIVAS A SERLO EN UN MOMENTO DETERMINADO?

La respuesta, tras analizar las 234 maneras está, en que primero se da la circunstancia de que existe una verdadera necesidad. Esto es interesante destacarlo, ya que lo que nos mueve normalmente a generar una idea y aplicarla, desarrollando así una innovación es la necesidad. Si no hay necesidad es difícil que los seres humanos tomemos la acción de generar ideas. Es más, la necesidad tiene que ser importante, para que nos atrevamos a materializar la idea en una acción concreta y provocar por tanto la innovación.

LA NECESIDAD AGUDIZA EL INGENIO Y LA CREATIVIDAD

Sé que habrá gente que piense que ha habido en la historia de la humanidad muchas innovaciones, que aparentemente no han sido fruto de la necesidad. Si lo analizamos bien, veremos que esas innovaciones se han convertido en necesidad después de inventadas, es decir, de una forma u otra la necesidad o ha generado la idea, o la idea ha generado la necesidad.

SIN NECESIDAD ES DIFICIL MOTIVAR LA INNOVACIÓN

GENEREMOS UNA NECESIDAD QUE NOS AYUDE A INNOVAR

En segundo lugar, hay un hecho importante y es que el no tener a mano las herramientas comunes que se han diseñado para esa solución (la llave, el imperdible o el mondadientes), ha provocado el desarrollo de una innovación. Muchas veces es importante despojarnos de lo que ya tenemos, obligarnos a eliminar algo de nuestro día a día (una fase de un proceso, una parte de un producto, una función en una organización,…), que son parte de la solución a la que estamos acostumbrados y a ver qué pasa.

INTENTA HACER ALGO SIN LA SOLUCIÓN QUE UTILIZAS NORMALMENTE

El utilizar siempre que se pueda el "qué pasaría si..." elimino algo, una acción, una parte o incluso toda la solución, es el primer paso para provocar la activación del pensamiento creativo. También es muy importante explorar oportunidades de descubrimiento de soluciones, en otras áreas diferentes a las que normalmente se encuentra encuadrada nuestra solución. Para abrir una puerta además del clip, también se puede utilizar una aguja, una tarjeta de crédito o un muelle. Todo depende de tu curiosidad y de las ganas de probar, probar y probar.

EL SECRETO ES PROBAR MUCHAS COSAS

Animo al lector a que siga probando con un clip, como herramienta para solucionar cualquier necesidad en la que, en un momento determinado no tenga a mano esa solución considerada por todos como la estándar. Active su pensamiento creativo, póngalo en marcha. Yo por mi parte, todos los días trato de encontrar la manera 235 de cualquier solución.

TRATE DE ENCONTRAR TODOS LOS DÍAS, LA MANERA 235 DE CUALQUIER SOLUCIÓN
2 Comentarios
15/12/2012 11:26 - Fernando Prieto
Estimado Enrique: Despues de leer,este interesante articulo,no puedo dejar,de escribir unas palabras de felicitacion....o en resumen,ese OPEN YOUR MIND....que podria ser el encabezamiento,de tu escrito.
Seguid asi y SUERTE !!
Atentamente

Fernando J. Prieto
04/02/2016 19:57 - gi
y las ideas???
Comenta este artículo